QUIÉNES SOMOS

MISIÓN

Arrendamiento de celdas para la conservación y seguridad de su equipo acuático, con óptimos servicios marinos adicionales para el disfrute de la navegación, la pesca y los deportes náuticos sin preocupaciones y con la seguridad de que usted, su familia y su equipo están bien respaldados. Nuestro personal está dispuesto para atender sus solicitudes y satisfacer sus necesidades con un trato profesional, amable, hospitalario, comprensivo y comprometido con la calidad y el cumplimiento. Nuestras oficinas, talleres, muelles, estanterías, zonas de parqueo de embarcaciones y automóviles y áreas de circulación están concebidas y construidas para la operación integral de la Marina. Contamos además con un servicio completo de suministro de combustible y lubricantes, taller de desvare, repuestos, accesorios y juguetes náuticos que le permitirán ese disfrute con el cual nos hemos comprometido. Nuestras instalaciones cuentan con cámaras de vigilancia, controles al ingreso y salida, iluminación, monitoreo de alarmas y caninos para brindarle tranquilidad y seguridad durante su estadía y en la custodia de sus equipos.

VISIÓN

Para el año 2.018 Marina Navegar será la mejor marina, la de mejor posicionamiento en el mercado y la que más servicios adicionales tendrá para el disfrute de los deportes acuáticos en la zona de El Peñol y Guatapé.

VALORES

Nuestro personal está comprometido con un servicio eficiente, diligente y respetuoso hacia nuestros clientes, en un ambiente familiar y acogedor donde se siente el amor y el compromiso con nuestro trabajo.

RESEÑA HISTÓRICA DE LA EMPRESA

La empresa Marina Navegar Ltda surge de la idea de negocio del señor Alfredo Marquez Restrepo, quien tenía como profesión brindar asesoría de motores y malacates en algunos pueblos del departamento antioqueño. En alguna ocasión al encontrase en la zona del Peñol se le presentó la oportunidad de adquirir un terreno ubicado en éste lugar, el cual no tenía ninguna utilidad ni función, hasta que el señor Marquez comenzó a descubrir que la ubicación de su nueva adquisición, podía ser aprovechada comercialmente, teniendo en cuenta el fácil acceso al agua y la vista que tenía hacia Guatapé, podría convertirse en una gran ventaja

Alfredo Márquez Restrepo, fundador, inició actividades en el terreno, en el año 1970 alquilando unas cuantas bicicletas náuticas y luego comercializando comida para que su terreno se volviera atractivo e ingresara un mayor número de personas a la zona, sin embargo, no existía un concepto formal de negocio.

Entre el año 1971 y 1972 entró en servicio la primera etapa de la construcción de la represa de Guatapé, la cual habia sido ideada desde el año de 1932, cuando se venían haciendo estudios para ver cuál era el potencial hidroeléctrico del río Nare. En 1962 se presentaron los resultados de estos estudios, las proyecciones de demanda y la situación financiera aconsejaban la realización del proyecto en dos etapas.

Para la segunda etapa, se incrementó la capacidad del embalse 1. 240 millones de metros cúbicos. La segunda etapa entró en servicio entre 1979 y 1980. A causa de que la cabecera del Municipio de El Peñol y parte de Guatapé, quedaban inundadas por el embalse, fue necesario reubicar una población de 4.725 habitantes de la zona.

El gran complejo hidroeléctrico, con la inundación de 2.262 hectáreas de tierra, produjo grandes impactos en lo social, económico, político, ambiental y cultural en la localidad. El embalse Peñol – Guatapé es el de mayor regulación del país, con una capacidad de almacenamiento total de 1.071,7 millones de metros cúbicos. Asi, comenzaron a asentarse los pescadores de la región quienes fueron requiriendo que sus botes fueran cuidados y se inicia asi la prestación del servicio de vigilancia generando sus primeros ingresos. Posteriormente, se creó el Estadero Navegar a nombre de su hijo Gustavo Marquez como persona natural.

Al frente de su terreno, otros comerciantes comienzan a construir estructuras de hierro con el fin de crear celdas que les permitieran ubicar y proteger botes y prestar finalmente un servicio de arrendamiento, lo cual hizo que Alfredo Marquez también construyera unas celdas para la misma función, creando asi la Marina Navegar con el apoyo de su familia y especialmente de su hijo Gustavo.

Malacate: Instrumento empleado para subir embarcaciones. Se trata de un tambor metálico conmanija en donde se enrosca un cable o cabo que en su extremo lleva un gancho.

En el año de 1980, para complementar los servicios, adquirieron varias cabañasque ya se encontraban construidas alrededor de la marina y en 1996 la empresa se constituyó como persona jurídica y pasó a llamarse Hostería y Marina Navegar Ltda. dadas las decisiones tomadas en su grupo familiar donde sus miembros formarían parte de la sociedad. La administración de la empresa, estaba al frente del hijo del fundador.

Para esta época, la región comenzó a sufrir problemas de orden público, a través del conflicto armado, empezaron a frecuentar la zona personas dedicadas a actividades ilícitas, narcotráfico, guerrilla. Grupo al margen de la ley tomaron el control, por lo cual los negocios de la zona debieron cerrar y las empresas dejaron de operar por temor a represalias. Simultáneamente Gustavo Marquez, quien estaba al frente del negocio dejó de gerenciar la Marina. Posteriormente, durante el mandato de Alvaro Uribe Velez como Gobernador del Departamento de Antioquia (período 1995-1997), se inician estrategias para atacar los grupos insurgentes y reactivar la economía de las zonas afectadas, por lo cual se promovieron diferentes actividades y ordenaron a las empresas reiniciar sus operaciones.

Dicha orden fue dada a la familia Marquez, como propietarios de la Marina Navegar, sin embargo, representó para ellos una difícil tarea teniendo en cuenta la situación que habían atravesado, tanto económica como socialmente. A partir de ese momento, Olga Lucia Marquez tomo la decisión de ponerse al frente de la empresa, con el apoyo de su familia. No obstante, para esa época no era una persona con experiencia en el negocio, sin embargo, debió realizar esfuerzos para hacer que la Marina comenzara a operar, originando actividades culturales, asociándose con personas del sector y solicitando apoyo de empresas privadas y públicas con el fin de obtener dinero para hacer las reestructuraciones de planta física y administrativas, debido a que el cierre de la marina provocó costosos daños en la maquinaria, desgaste de las estructuras, entre otros.

Con la reapertura de la Marina, los miembros de la familia, a su vez propietarios, tomaron la decisión de reorganizar el negocio y lograr venderlo. A la fecha, la empresa continúa siendo propiedad del grupo familiar y se encuentra bajo la gerencia de Olga Lucia Márquez hija del fundador. Se busca por parte de la gerencia definir un horizonte para generar un sostenimiento rentable para sus socios.

Google+PinterestLinkedInTwitterFacebook

Nuestras oficinas, talleres, muelles, estanterías, zonas de parqueo de embarcaciones y automóviles y áreas de circulación están concebidas y construidas para la operación integral de la Marina.

Síguenos tambien en: